Consejo

Las plántulas de tomate no crecen: qué hacer.

Las plántulas de tomate no crecen: qué hacer.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Las plántulas de tomate se consideran menos caprichosas entre los jardineros que los pimientos o las berenjenas.

Pero a veces esta cultura es un gran problema. Los jardineros se quejan de que las plántulas de tomate no crecen. Este problema supera no solo a los cultivadores de hortalizas novatos, sino también a los residentes de verano experimentados que se enfrentan a un problema similar. Puede resolver cualquier problema cuando conoce los motivos de su aparición. ¿Qué factores llevan al hecho de que las plántulas de tomate se debiliten, sus hojas se sequen o se pongan amarillas y aparezcan manchas en la planta?

Entre las principales razones están:

  • violación de la dieta;
  • iluminación insuficiente;
  • enfermedades culturales;
  • invasión de parásitos;
  • Recolección de plántulas por analfabetos.

Para ayudar a los tomates a tiempo, debe examinar cuidadosamente las plántulas. Esto es especialmente importante si está cultivando sus propias plántulas por primera vez. La acción oportuna es la clave de su éxito con los problemas de las plantas pequeñas.

Descubriendo la posible razón

Para empezar, determinaremos qué factores conducen a un retraso en el crecimiento o una mala apariencia de las plántulas de tomate.

Las plántulas de tomate crecen mal si:

Está recibiendo una nutrición insuficiente

Esto es especulación, pero ciertos indicios apuntan a una falta de ingredientes beneficiosos. Examine las plántulas de tomate con cuidado.

Cuando no hay suficiente nitrógeno, los tallos se adelgazan, las hojas son pequeñas y pálidas, toda la plántula es muy débil. Alimente bien con urea (4 g por 10 l).

Se observa enrojecimiento del envés de las hojas de tomate con falta de fósforo. Nos alimentamos con superfosfato (12g por cubo).

Los extremos de las láminas de las hojas se curvan y se vuelven amarillos con la deficiencia de potasio. El sulfato de potasio ayudará. Adquieren un color mármol cuando son bajos en magnesio y dejan de crecer por falta de hierro. Por la misma razón, los arbustos de tomate comienzan a ponerse amarillos por la clorosis. Tratamiento para plántulas: lo quitamos a la sombra y aplicamos fertilizante que contiene hierro a lo largo de la hoja, así como sulfato de magnesio (25 g por cubo).

Analfabeto se abalanzó hacia abajo

Realizar esta operación requiere atención y calidad por parte del jardinero. Si relaja un poco su vigilancia, puede doblar las raíces del tomate o dañar o romper durante el trasplante, y también dejar espacio de aire entre ellas. Cualquiera de estos factores conducirá a una supervivencia deficiente, un crecimiento atrofiado o la muerte de la planta. Para evitar esto, examine cuidadosamente el sistema de raíces de las plántulas de tomate y plántelo cuidadosamente en el suelo, observando todos los requisitos. Si no es posible transferir una plántula con un terrón de tierra, coloque con cuidado el sistema de raíces en un nuevo agujero y apisone la tierra después del trasplante.

¡Importante! Mantenga la distancia requerida entre las plántulas de tomate al bucear.

Violaciones en el cuidado de tomates pequeños.

Este punto, en primer lugar, debe incluir el riego. Muchos cultivadores creen que el suelo debe estar húmedo todo el tiempo. Sin embargo, debido a esto, las plántulas experimentan anegamiento. La tierra en la maceta debe secarse un poco para que no se desarrollen enfermedades debido a la humedad estancada y las raíces tengan acceso al oxígeno. Proporcione un buen drenaje para la maceta.

El segundo factor de cuidado, en violación del cual las plántulas de tomate no crecen, es el régimen de temperatura. Tan pronto como han aparecido las plántulas, las cajas se colocan en una habitación fresca. Indicadores diurnos - 16 ° С-18 ° С, por la noche resistimos 14 ° С-15 ° С. Después de un par de semanas, los indicadores cambian: hasta 20 ° С durante el día y 16 ° С por la noche. Un mes después, debe haber tres hojas en las plántulas de tomate y está preparada para la recolección.

El tercero es la iluminación. Las plántulas de tomate en días cortos de primavera deben complementarse. Las horas de luz solar se mantienen durante al menos 14 horas. Sin embargo, si las plántulas se exponen a la luz solar directa, pueden sufrir "quemaduras solares". Y luego aparecen manchas transparentes o blancas en las plántulas de tomate. Esto sucede cuando el tiempo nublado dura mucho tiempo y luego sale el sol brillante. Sombrea las plantas y rocía con Epin.

Enfermedades y plagas

Estos factores no se pueden ignorar, por lo que a continuación los consideraremos con más detalle.

El suelo no es adecuado para plántulas de tomate.

Esta opción debe permitirse si se cumplen todos los parámetros, el cuidado es competente, no hay enfermedades y las plántulas de tomate están enfermas.

En este caso, solo será útil reemplazar el sustrato.

La lista no puede considerarse la más completa. Se dan las razones que los jardineros registran con mayor frecuencia. Entre el resto, puede haber una elección analfabeta de una variedad o la no aplicación de las recomendaciones del calendario lunar.

¿Qué enfermedades y plagas detienen el crecimiento de las plántulas de tomate?

El daño por enfermedades o la exposición a parásitos no solo puede ralentizar el desarrollo de las plántulas, sino también destruir colonias enteras de plántulas.

Esquirol

A menudo, entre las plántulas, caen varios especímenes. La razón es la "pata negra", una enfermedad infecciosa no solo de las plántulas de tomate, sino también de otros cultivos. Los tallos se oscurecen en la parte inferior, se forman "perebinki" en ellos. Luego, las plántulas se marchitan y se acuestan, las raíces comienzan a pudrirse. Las plantas enfermas deberán eliminarse. El resto se trasplanta necesariamente a mayor distancia que antes. Se prepara tierra nueva, se le agrega ceniza (madera) y arena calcinada.

Después del trasplante, las plántulas se rocían con "Fundazol" y no se riegan hasta que el suelo esté completamente seco. Asegúrese de ventilar la habitación. Combatir esta dolencia es mucho más difícil que prevenirla. Es importante en la etapa de preparación del suelo agregar ceniza de madera a la mezcla del suelo, durante el crecimiento de las plántulas, para protegerlas del encharcamiento y las altas temperaturas. Inspeccione las plántulas de tomate a diario. A los primeros signos de una "pierna negra", use productos biológicos ("Fitosporin", "Baktofit"), espolvoree el suelo y las plántulas con ceniza. Es mejor eliminar las plantas en la forma descuidada.

Podredumbre (raíz y raíz)

Aquí, la causa será el desbordamiento de las plántulas en combinación con una baja temperatura del suelo o del aire ambiente. Tendremos que actuar muy rápido. Es necesario trasplantar plántulas de tomate a un suelo diferente. Antes de plantar, las raíces se lavan en soluciones de permanganato de potasio o "Fitosporin".

Septoria (mancha blanca)

La enfermedad está indicada por manchas blanquecinas con un borde más oscuro. Este es un tipo de enfermedad fúngica. Se transfiere con el suelo y se desarrolla a alta humedad y temperatura. Se eliminan las plantas enfermas, el tratamiento es muy problemático y prolongado. Será más importante no olvidar calentar y desinfectar el suelo antes de sembrar un tomate.

Ácaro araña

Las principales plagas que pueden dañarlo en el momento del crecimiento de las plántulas son los ácaros, las tijeretas, los piojos de la madera. Incluso si no sabe cómo son los parásitos peligrosos para las plántulas, si nota colonias, realice el tratamiento. Las preparaciones Fitoverm, Aktellik y karbofos funcionan bien.

Conclusión

Hemos analizado las posibles razones que conducen a un crecimiento deficiente de las plántulas. Pero, en cada caso, es necesario buscar cuidadosamente los factores desfavorables. Puede comprender por qué las plántulas no crecen con un monitoreo constante de las plántulas. La mejor manera de evitar que las plántulas se metan en problemas es:

  • recomendaciones de estudio para el cultivo de tomates;
  • piense de antemano en las posibilidades de observar el régimen de temperatura, los parámetros de iluminación y la humedad;
  • cuida la buena tierra;
  • elija variedades resistentes al estrés;
  • encontrar información sobre la identificación rápida de enfermedades y plagas de plántulas de tomate;
  • deshacerse de las dudas.

El último punto es muy importante. Cultivar plántulas de tomate fuertes y saludables es mucho más fácil de lo que la gente piensa.

Es una planta muy adaptable con una buena tasa de supervivencia. Sigue las recomendaciones y tus plántulas de tomate crecerán sin problemas.


Ver el vídeo: 17 TIPS ASOMBROSOS PARA CULTIVAR TUS PROPIAS PLANTAS (Diciembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos