Consejo

Alcachofa de Jerusalén: beneficios y daños para el organismo

Alcachofa de Jerusalén: beneficios y daños para el organismo



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Las propiedades útiles y las contraindicaciones de la alcachofa de Jerusalén son una pregunta urgente para los amantes de los productos inusuales. Esta planta se utiliza tanto para tratamiento como para alimentación, por lo que es interesante estudiar las propiedades beneficiosas y las fotos de la pera alcachofa de Jerusalén.

Valor nutricional y composición de la alcachofa de Jerusalén

El valor médico y nutricional de la alcachofa de Jerusalén se debe a su rica composición. Básicamente, los componentes útiles se concentran en la raíz de la planta, una pera de barro, pero las partes aéreas también tienen propiedades valiosas.

Las vitaminas de la alcachofa de Jerusalén contienen lo siguiente:

  • retinol y tiamina, caroteno;
  • riboflavina y colina;
  • ácido pantoténico;
  • vitaminas C y E;
  • ácido nicotínico y vitamina K;
  • potasio y hierro;
  • sodio y selenio;
  • cobre y manganeso;
  • piridoxina;
  • ácido fólico B9;
  • zinc, fósforo, calcio y magnesio.

Además, la planta contiene mucha fibra, la composición útil incluye ácidos orgánicos y una gran cantidad de agua.

Contenido calórico de la alcachofa de Jerusalén

Una pera de barro pertenece a la categoría de verduras, por lo que el contenido calórico del producto es bajo. 100 g contienen solo 73 kcal, el producto se puede consumir incluso con tendencia a la obesidad.

Contenido de BZHU en alcachofa de Jerusalén

Los nutrientes de la pera de barro se distribuyen de la siguiente manera: 17 g del producto son carbohidratos, 2 g son proteínas y solo 0,1 g se asignan a las grasas. Por lo tanto, la alcachofa de Jerusalén puede considerarse un producto de fácil digestión.

¿A que sabe la alcachofa de Jerusalén?

La pera de barro sigue siendo un producto bastante exótico, por lo que no todos conocen su sabor. Según la mayoría de la gente, la alcachofa de Jerusalén fresca se asemeja a un tocón de repollo o nabo con un ligero sabor a nuez. Después del tratamiento térmico, el sabor del producto cambia y se vuelve más parecido a un hongo.

¿Es posible comer alcachofa de Jerusalén cruda?

Si la pera de barro es de alta calidad, fresca y bien lavada, entonces puedes usarla cruda, será beneficiosa. El producto se puede usar de la misma manera que otras verduras: se puede comer fresco, hervido o horneado. Sin embargo, debe recordarse que el sabor de la alcachofa de Jerusalén cruda es bastante específico y no a todos les gusta.

¿Por qué es útil la alcachofa de Jerusalén?

Una pera de barro es apreciada no solo por su apariencia y sabor inusuales, sino también por sus muchas propiedades útiles. Con un uso regular, el producto tiene un efecto positivo pronunciado en el cuerpo:

  • ayuda con los resfriados y las dolencias intestinales;
  • mejora el metabolismo y protege el corazón de dolencias;
  • fortalece los vasos sanguíneos y ayuda a combatir la presión arterial alta;
  • acelera la eliminación de toxinas del cuerpo y limpia los tejidos de toxinas;
  • tiene un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso y mejora la función cerebral.

¡Atención! Comer una pera de barro es útil en caso de falta de vitaminas y minerales en el cuerpo. La alcachofa de Jerusalén contiene una gran cantidad de potasio y también es muy rica en vitaminas B.

Por que la alcachofa de Jerusalén es útil para los hombres

Los beneficios de la alcachofa de Jerusalén para el cuerpo son especialmente pronunciados en relación con los hombres. En primer lugar, el producto tiene un efecto positivo rápido y poderoso sobre la potencia. Una pera de barro ayuda a aumentar la libido, previene las enfermedades de la próstata y también estimula la producción de esperma y mejora su calidad; es útil usar el producto al planificar la concepción.

  • Cuando la potencia se debilita, se recomienda comer la alcachofa de Jerusalén cruda o procesada todos los días, esto será suficiente para que después de un tiempo desaparezcan los problemas en la zona genital.
  • Además, media hora antes de la intimidad, puede consumir 100 ml de jugo de pera de tierra fresca, tal remedio tendrá un efecto positivo casi instantáneo.

El uso de alcachofa de Jerusalén para hombres no solo es un efecto beneficioso sobre la potencia. El producto sirve como una prevención eficaz de las dolencias cardiovasculares, que son especialmente susceptibles a los hombres después de los 40 años. La pera de barro limpia y hace que los vasos sanguíneos sean más elásticos, mejora el trabajo del músculo cardíaco y fortalece la resistencia general del cuerpo.

Por que la alcachofa de Jerusalén es útil para las mujeres

Las propiedades beneficiosas de la pera alcachofa de Jerusalén también se manifiestan en relación con la hermosa mitad de la humanidad. En primer lugar, el producto evita que las mujeres desarrollen anemia, fatiga crónica y debilidad muscular, ya que satura el cuerpo con una gran cantidad de componentes valiosos.

Es útil consumir alcachofa de Jerusalén durante la menstruación; debido al mayor contenido de hierro, evitará una disminución en los niveles de hemoglobina. El producto unifica el fondo hormonal y, por lo tanto, ayuda a hacer frente a los cambios de humor, aumenta la estabilidad psicológica y, en general, tiene un efecto tónico.

Un producto inusual tiene propiedades anticancerígenas, como la mayoría de las verduras, la alcachofa de Jerusalén contiene muchos antioxidantes. Es útil para la prevención de la oncología y con una enfermedad existente. Es imposible no notar el efecto beneficioso del producto sobre la belleza femenina, cuando se usa una pera de barro, la condición de la epidermis y el cabello mejora, las uñas y los dientes se vuelven más fuertes.

¿Es posible la alcachofa de Jerusalén durante el embarazo?

Durante el período de tener un hijo, puede usar el producto, será de gran beneficio. En primer lugar, la alcachofa de Jerusalén ayudará a evitar una disminución de la inmunidad y la anemia: las mujeres embarazadas a menudo sufren de falta de vitaminas y una pera de barro elimina la deficiencia de nutrientes en el cuerpo. Además, el producto tiene propiedades laxantes, por lo que ayudará a eliminar el estreñimiento, que también suele acompañar a las mujeres embarazadas.

Durante el embarazo, la pera de tierra regula el hambre y reduce la toxicosis, ayuda a eliminar la acidez estomacal. El producto también es útil para el feto en desarrollo, ya que todas las sustancias valiosas en su composición contribuyen a la formación normal del cuerpo del bebé.

¿Es posible que una madre lactante de la alcachofa de Jerusalén?

Durante la lactancia, se permite la alcachofa de Jerusalén, beneficiará a la mujer y mejorará la composición de la leche materna. Es cierto que para evitar reacciones negativas en un bebé, se debe hervir una pera de barro. Los alimentos frescos contienen demasiada fibra y pueden provocar flatulencias y cólicos en el bebé.

¿Es posible la alcachofa de Jerusalén para los niños?

El producto vitamínico tiene un efecto beneficioso sobre el estado del cuerpo del niño. Si incluye alcachofa de Jerusalén en el menú del bebé, la verdura ayudará a fortalecer la inmunidad del niño y evitará interrupciones en el proceso digestivo. Además, en invierno, una pera de barro servirá como una excelente prevención de la deficiencia de vitaminas.

Los beneficios del producto son muy grandes y la alcachofa de Jerusalén rara vez causa daño, por lo tanto, puede introducirse en la dieta de los niños a partir de los 8 meses. Al principio, debe darle la raíz de la alcachofa de Jerusalén al niño en forma hervida y en pequeñas cantidades, junto con otros platos. Como plato separado, la alcachofa de Jerusalén se puede ofrecer a los bebés a partir de los 3 años, a esta edad los intestinos del niño podrán hacer frente a la gran cantidad de fibra presente en el producto.

¡Atención! Dado que en casos raros las propiedades de una pera de barro pueden ser dañinas para el cuerpo, es imperativo consultar a un pediatra antes de introducir un producto inusual en la dieta de los niños.

Con que ayuda la alcachofa de Jerusalén

La pera de barro, cruda y procesada, puede servir no solo como un producto alimenticio sabroso, sino también como un medicamento. Los beneficios de la alcachofa de Jerusalén para el cuerpo humano se utilizan para tratar muchas dolencias, si sigue recetas probadas, el efecto beneficioso del uso del producto será muy pronunciado.

¿La alcachofa de Jerusalén ayuda con la presión?

El jugo de pera de barro es útil en caso de aumentos repentinos de presión e hipertensión crónica. Las hortalizas de raíz frescas deben rallarse en un rallador fino, luego exprimir la cantidad requerida de jugo a través de una gasa bien doblada, aproximadamente 100 ml. El jugo se diluye con agua en un volumen igual y luego el producto se toma en un vaso tres veces al día.

Cómo tomar alcachofa de Jerusalén para enfermedades del páncreas

La alcachofa de Jerusalén es uno de los pocos alimentos permitidos para la pancreatitis. El vegetal mejora los procesos metabólicos, promueve la producción de las enzimas necesarias y ayuda a digerir los alimentos más rápidamente, por lo tanto, con la inflamación del páncreas, será beneficioso.

No puede comer una verdura durante el período de los dolores más agudos, pero tan pronto como la exacerbación disminuya, puede ingresar la alcachofa de Jerusalén cruda en la dieta y consumirla 150 g por día. También se permite comer una pera de barro hervida o seca, pero debe rechazar la alcachofa de Jerusalén en escabeche y frita, ya que tendrán un efecto irritante en el órgano enfermo.

¡Importante! Una pera de barro traerá el mayor beneficio en la pancreatitis si se come con la cáscara, pero, por supuesto, la verdura debe lavarse bien antes de eso.

Tratamiento conjunto con alcachofa de Jerusalén

El producto contiene calcio y silicio, por lo que es beneficioso para las articulaciones: fortalece los huesos y los ligamentos. Basta con comer 50 g de alcachofa de Jerusalén al día para que desaparezca la sensación de rigidez en las articulaciones y disminuyan notablemente las sensaciones de dolor. Es útil utilizar el producto para artritis y reumatismo, con radiculitis y osteocondrosis, los beneficios serán tanto de verduras crudas como hervidas.

Reglas de uso para la gota.

Las propiedades de la pera de barro proporcionan importantes beneficios en la deposición de sales nocivas en las articulaciones. Para la gota, la alcachofa de Jerusalén se utiliza de diversas formas, por ejemplo:

  • haga compresas para las articulaciones doloridas: la raíz fresca de la verdura debe triturarse en papilla, colocarse en una gasa o tela y aplicarse en el punto dolorido durante una hora;
  • tome baños curativos con la adición de una decocción de alcachofa de Jerusalén seca: se vierten 1,5 kg de materias primas en 8 litros de agua, se hierven durante aproximadamente media hora y se agregan a un recipiente lleno;
  • tome una infusión curativa en el interior, 2 cucharadas grandes de peras de barro secas finamente picadas vierta 500 ml de agua caliente, insista durante la noche y luego filtre y beba 100 ml cuatro veces al día.

¡Atención! Con gota, la alcachofa de Jerusalén puede incluirse en la dieta diaria y tomarse en ensaladas y otros platos de forma regular.

¿Por qué una pera de barro es útil para la anemia?

La composición vitamínica del producto es de gran beneficio en caso de deficiencia de nutrientes en el organismo. El tubérculo crudo lavado de la planta debe rallarse finamente, luego exprimir el jugo de la papilla con una gasa o un colador fino. Se agrega una cucharada grande de miel a un vaso de jugo, se mezcla y se bebe con el estómago vacío por la mañana y por la noche.

Dado que una gran cantidad de vitaminas y minerales se concentra en el jugo de la planta, el producto elimina la anemia muy rápidamente y mejora el estado de salud.

Cómo tomar alcachofa de Jerusalén para enfermedades gastrointestinales

Las valiosas propiedades de los tubérculos de alcachofa de Jerusalén son de gran beneficio en caso de mal funcionamiento del estómago y los intestinos. Se recomienda consumir una verdura y productos a base de ella para la gastritis y las úlceras; es necesario beber 100 ml de jugo fresco exprimido de tubérculos crudos tres veces al día.

¡Importante! Se recomienda tomar alcachofa de Jerusalén con úlcera durante el período de remisión. Durante el curso agudo de la enfermedad, es mejor abstenerse del jugo curativo, ya que puede dañar el cuerpo.

Un beneficio particular será la fibra de alcachofa de Jerusalén para el estreñimiento. Para vaciar los intestinos y restaurar la función metabólica normal, puede tomar por la mañana solo 50 ml de jugo de vegetales frescos diluidos con agua en proporciones iguales. Además, el siguiente remedio es beneficioso:

  • pera de barro seca finamente picada;
  • mezclado con una cantidad igual de manzanilla de farmacia;
  • tome 1 cucharada grande de la mezcla resultante y vierta 3 tazas de agua caliente.

Se tarda una hora en infundir el producto, luego filtrar el caldo y beberlo durante todo el día, como el té normal. Con un uso regular, esta bebida ayudará a que la actividad intestinal vuelva a la normalidad y evitará el estreñimiento.

Las propiedades curativas de otras partes de la planta.

Muchas sustancias útiles se concentran en las raíces de la alcachofa de Jerusalén, pero otras partes de la planta tienen propiedades positivas similares. Contienen aún más antioxidantes y flavonoides, que son valiosos para cualquier proceso regenerativo del cuerpo.

¿Por qué son útiles las hojas y los tallos de la alcachofa de Jerusalén?

Las infusiones y decocciones curativas se preparan a base de tallos y hojas cortados antes de la floración, que ayudan a:

  • para irritaciones, raspaduras, heridas y quemaduras de la piel;
  • con gastritis y úlcera gástrica;
  • con osteocondrosis y artritis;
  • con aterosclerosis y anemia;
  • con un resfriado.

Los tallos y las hojas tienen propiedades curativas y reconstituyentes, por lo que rápidamente tienen un efecto positivo en casi cualquier proceso inflamatorio.

  • Con infecciones virales respiratorias agudas e influenza, una infusión de hojas de alcachofa de Jerusalén es beneficiosa: se tritura una cucharada grande de materias primas, se vierten 700 ml de agua caliente y se insiste durante 10 horas. El producto filtrado debe tomarse medio vaso tres veces al día.
  • Para limpiar el hígado y eliminar las sustancias nocivas del cuerpo, puede preparar una tintura alcohólica en hojas secas. Se vierten aproximadamente 500 g de materias primas con un litro de vodka, se colocan en un lugar oscuro durante 2 semanas y luego se filtran y beben tres veces al día; una cucharada grande del producto debe diluirse en 150 ml de agua.

La tintura en los tallos y hojas de una pera de barro se puede usar para frotar las articulaciones doloridas y hacer compresas terapéuticas. La gasa o el paño simplemente se humedecen en un agente curativo y luego se fijan en la articulación durante 20 minutos.

Baños con hojas y tallos de alcachofa de Jerusalén

Con enfermedades inflamatorias de la piel y dolencias de las articulaciones, un baño con la adición de una decocción curativa de las hojas y los tallos de la alcachofa de Jerusalén ayuda. El caldo se prepara así:

  • aproximadamente 2-3 kg de tallos y hojas se trituran adecuadamente y se llenan con 10 litros de agua;
  • después de hervir a fuego lento, hervir durante media hora;
  • Deje que el caldo se enfríe un poco y filtre a través de una gasa.

El producto terminado debe verterse en el baño recolectado, cuya temperatura del agua no exceda los 40 ° C. Tome un baño curativo durante 20-25 minutos.

En total, debe repetir el procedimiento diariamente durante 20 días, luego debe tomar un descanso durante el mismo período y, si es necesario, volver a someterse al tratamiento.

Los beneficios del té de alcachofa de Jerusalén

Las propiedades beneficiosas de la alcachofa de Jerusalén se reflejan en recetas de té curativo, esta bebida se puede utilizar para promover la salud en general, aliviar la inflamación y mantener la función saludable del estómago. Tiene un sabor refrescante inusual y tiene un efecto complejo en el cuerpo, teniendo un efecto beneficioso sobre los sistemas digestivo, nervioso e inmunológico.

El té se puede hacer tanto con tubérculos crudos como con hojas, en ambos casos habrá beneficios de la bebida.

  • Para hacer té con tubérculos, se deben pelar varias raíces lavadas de la planta, remojar en agua con jugo de limón durante 20 minutos y luego escurrir. Los tubérculos se trituran con una licuadora o picadora de carne, la papilla se coloca en un termo y se vierte con agua hirviendo durante 8 horas, y luego se filtra antes de usar.
  • El té de hojas se puede preparar a partir de materias primas frescas y secas. Algunas cucharadas grandes de hojas simplemente se vierten en un termo y se infunden durante 2-3 horas, y luego se beben como té normal.

Dado que las bebidas de alcachofa de Jerusalén tienen un sabor inusual y no a todos les gusta, puedes ponerles un poco de miel.

El uso de las propiedades curativas de la pera de barro en cosmetología.

Dado que la alcachofa de Jerusalén contiene una gran cantidad de vitaminas, antioxidantes y flavonoides, también se utiliza para el cuidado de la belleza. Los fondos basados ​​en él tienen un efecto rejuvenecedor pronunciado, suavizan incluso las arrugas profundas y mejoran el color y el relieve del rostro.Además, una pera de barro en cosmetología ayuda a deshacerse del acné y los brotes de acné, y los beneficios para el cabello se manifiestan en el hecho de que la infusión de alcachofa de Jerusalén fortalece los rizos y les devuelve un brillo saludable.

Para fortalecer el cabello debilitado, puede usar el siguiente remedio:

  • Se vierten 4 cucharadas grandes de hojas trituradas de la planta con un litro de agua caliente;
  • insista durante 40 minutos;
  • filtrar y luego enjuagar los rizos después de un lavado programado.

Para deshacerse de las arrugas, puede preparar la siguiente mascarilla:

  • Se lavan 3 tubérculos frescos y luego se frotan con un rallador fino;
  • la papilla se mezcla con media cucharadita de miel;
  • la mezcla se extiende sobre la piel limpia del rostro durante 20 minutos.

El efecto de usar el producto se vuelve notable después de aproximadamente 10 procedimientos, y en total, se recomienda que la máscara se realice al menos 20 veces.

Limitaciones y contraindicaciones para la admisión.

Las propiedades útiles y las contraindicaciones de la hortaliza de alcachofa de Jerusalén son adyacentes entre sí, en algunas situaciones es mejor no usar una pera de barro. Las contraindicaciones para ella son:

  • hipotensión
  • alergia individual al producto;
  • tendencia a la diarrea y aumento de la producción de gases.

Cabe señalar que las contraindicaciones de la alcachofa de Jerusalén están más relacionadas con los tubérculos frescos de la planta. Por ejemplo, después del tratamiento térmico, la verdura contiene mucha menos fibra y, con un uso moderado, el producto no provoca flatulencias.

Conclusión

Las propiedades y contraindicaciones útiles de la alcachofa de Jerusalén dependen en gran medida del volumen de uso y del estado del cuerpo de una persona en particular. Para la mayoría de las personas, la verdura inusual es beneficiosa y ayuda a eliminar una serie de síntomas desagradables.


Ver el vídeo: Alcachofa de Jerusalén Tupinambo México Inulina Apto para todos Heliantus tuberosus (Septiembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos